Monday, March 26, 2012

La Arrogancia en los adolescentes




     La arrogancia se presenta como uno de los factores que influyen en la orientación vocacional en la mayoría de los jóvenes de la sociedad actual; es por ello, que Daza (2010), manifiesta: “Es una característica que presentan algunas personas y que refiere la altanería, soberbia y sentimiento de superioridad que hace que el individuo que la posee se sienta muy superior a los demás” (p.5). Está implícito en la cita, que un estudiante arrogante es una persona con cualidades altaneras, soberbia y con un sentimiento de superioridad para el resto del grupo y con las personas con las cuales interactúa, el joven arrogante, su marca personal siempre tiende a exagerar su propia importancia con respecto al mundo que lo rodea. Si bien es cierto, los jóvenes hoy día se identifican con otros muchachos bajo esa personalidad arrogante a través de sus palabras y comportamientos. 
    De allí pues que, los jóvenes arrogantes en cualquier ámbito, ya sea en una fiesta, en la escuela o en los liceos son fáciles de detectar porque son aquellos que constantemente echan por la borda las opiniones y comentarios del resto de los compañeros; por supuesto, situándose ellos por encima de los demás con sus propios comentarios.
 Bajo esta perspectiva, en la sociedad postmoderna y del consumismo, el estudiante de hoy creció con televisión, internet, teléfonos celulares, aviones jet, viajes al espacio, sondas espaciales que han visitado Marte, naves con energía nuclear, autos eléctricos, de hidrógeno, computadoras con procesos de velocidad de la luz y muchas cosas más; aunado a ello, copian patrones de conducta de los famosos del cine, de los artistas de la televisión, el estereotipo que se vende a través de los medios masivos se centra en personas soberbias, orgullosas, altaneras y con sentimientos de superioridad. 
   Es común ver en las películas, novelas, programas de televisión, reality show y obras de teatro, como se presentan en sus argumentos personajes arrogantes que hacen de las suyas, porque los mismos, por las características que ostentan son muy ricos a la hora de tener que desarrollar cualquier tipo de trama argumental. Obviamente, no son los buenos tipos, los héroes, sino los antagonistas, los malvados de la historia, quienes presentan esta característica tan común de la arrogancia y que sirve de modelo a la mayoría de los jóvenes que los copian.
  En referencia, se observa como el joven ha perdido el interés por el saber y el conocimiento que se facilita en las instituciones educativas, el desprestigio de las instituciones como la familia, la escuela, la iglesia y los partidos políticos está presente en una sociedad que obedece a la postmodernidad, donde los jóvenes viven su vida en plena libertad, sin límites y sin normas. Estos jóvenes son tan arrogantes como los de ayer, en primer lugar, porque la arrogancia es intrínseca a la juventud, la experiencia y el conocimiento del mundo suele hacer a los individuos más humildes y, en segundo lugar, porque los que han dominado el mundo de la educación han cultivado en hijos y alumnos la despreocupación por el saber y la justificación, cuando no incluso el orgullo, de ser ignorante.

Eybelmar Angulo R.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment